No a los recortes, un relato de Augusto Serrano

No a los recortesCada vez que la enfermera abría la puerta del despacho médico para salir a dar la vez, una brisa gélida recorría la sala de espera del área de urología del Hospital de San Rafael.

De su bata pendía un pin circular del tamaño de una galleta en el que se leía: “No a los recortes”. Para mayor consternación de los parroquianos que aguardaban turno, el mensaje estaba escrito sobre unas amenazadoras tijeras negras con las puntas abiertas.

En cuanto la veían aparecer, los pacientes dejaban caer las manos sobre sus partes, como queriendo protegerlas. Era un gesto distraído, ejecutado con fingida indolencia, aunque las líneas de tensión de sus rostros indicaban que todos estaban en alerta y completamente comprometidos con la causa que, de manera tan justa como inapropiada, expresaba el pin de las narices.

Acerca de Augusto

Amante de la música, el cine y las letras.
Esta entrada fue publicada en Literatura, Relatos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No a los recortes, un relato de Augusto Serrano

  1. Que enfermera tan espeluznante.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mari gonzalez dijo:

    Muy bueno!!!. Que susto para los pacientes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s