A veces un comentario…

Dedicado a Angelos’s Universe

Recibir comentarios sobre alguna entrada del blog es siempre una buena noticia que agradezco mucho. Recientemente, el compañero de “literaturas” Daniel Centeno me hizo llegar uno a propósito del microrrelato “69” (“La sueñera”) de Ana María Shua que me pareció muy interesante e inspirador.

La historia, en resumen, es la siguiente:

Por algún motivo, la escritora Ana María Shua imaginó que soñaba que estaba dentro del sueño de un señor sin nombre, lo cual le recordó al escritor Daniel Centeno que, tiempo atrás, otro escritor, Borges, había soñado con el también escritor (¡uf!) Franz Kafka, mientras se soñaba a sí mismo siendo traicionado por su compañera y su amigo quienes, a su vez, no eran más que otros dos sueños.

¿No es maravilloso?

Franz Kafka (arriba) y Jorge Luis Borges

Franz Kafka (arriba) y Jorge Luis Borges

“Ein Traum”, por Jorge Luis Borges

Lo sabían los tres.
Ella era la compañera de Kafka.
Kafka la había soñado.
Lo sabían los tres.
Él era el amigo de Kafka.
Kafka lo había soñado.
Lo sabían los tres.
La mujer le dijo al amigo:
Quiero que esta noche me quieras.
Lo sabían los tres.
El hombre le contestó: Si pecamos,
Kafka dejará de soñarnos.
Uno lo supo.
No había nadie más en la tierra.
Kafka se dijo:
Ahora que se fueron los dos, he quedado solo.
Dejaré de soñarme.

 

 

Acerca de Augusto

Amante de la música, el cine y las letras.
Esta entrada fue publicada en Literatura, Poesía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A veces un comentario…

  1. ¡Precioso poema! Recuerdo que cuando lo leí en la secundaria me pareció tan hermoso a la vez que perturbador, y no sabía explicarme el por qué. Hoy pienso que hay tanto escondido en esos versos, tanta claridad. No soy muy fan de Borges, pero en ese texto me encanta.

    Un gusto y agradecimiento por la dedicatoria, Augusto :D
    Me alegraron la tarde.
    Un abrazaludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Augusto dijo:

      Según María Kodama (viuda de Borges), el “Ein traum” es el único poema que nunca corrigió. Borges decía que no podía hacerlo ya que en realidad el poema no era suyo sino de Kafka quien, al parecer, se lo habría “dictado” en un sueño. Quizás sea por eso por lo que tiene ese fondo perturbador que va más allá de las meras paradojas oníricas.
      En cualquier caso, en esta ocasión, tanto el argentino como el checo, han llegado a este blog de tu mano (buenas compañías…).
      Un abrazo afectuoso!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s